11/12/11

Oro líquido

 Cuando llega el mes de diciembre, disfrutamos de días de fiesta, unos se van de viaje, otros disfrutan de los amigos y familia y otros como es mi caso nos cabreamos y mucho, porque tenemos que ir a recoger la aceituna, lo  odio, no puedo con ello, tengo un par de días que estoy insoportable lo sé ,lo reconozco, pero es una cosa superior a mi, luego voy al campo y trabajo como la primera pero tengo que protestar. Todos los años digo este es el último que vengo,  mis cuñadas me miran y dicen "todos los años la misma canción".
La cosecha de la aceituna es muy curiosa, un año tienes mucha y el otro casi na, por suerte( ay si me oye mi suegro, me pela) este año ha sido de lo menos productivo, toda la mañana siete personas para recoger 238 kilos.
Domingo a  las 13 horas, aceite en casa, 43 litros, tengo para todo el año, si al final no es tan malo, pero......
 



Este año todas en el suelo.
Mira que son bonitas en el árbol
Ahora toca  limpiarlas
Un piscolavis al final de la jornada



El resultado



Añadir leyenda