7/5/15

Silvia

    Pasar la tarde con Silvia fue todo un lujo, vino con predisposición a pasarlo bien y creo que lo conseguimos, la convertimos en princesa creando magia, luego correteo y jugó  por los campos de siembra. El problema al final de la tarde es elegir las fotografías, una tarea complicada.
  Gracias a su mamá y mi sobrina Pilar por la tarde que pasamos juntas.